Mejores alimentos cetosis

Actualizado en junio 2022

Mejores alimentos para la cetosis

Una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas puede ayudar a nuestro cuerpo a entrar en alimsntos de cetosis, donde se quema grasa en lugar de carbohidratos para obtener energía.

Sin embargo, es importante elegir los alimentos correctos para mantener nuestro cuerpo en cetosis y obtener una nutrición adecuada.

Fuentes de proteína

La proteína es esencial para nuestra salud y bienestar, pero en exceso puede convertirse en glucosa en nuestro cuerpo.

Para evitar que esto ocurra, es importante elegir fuentes de proteína bajas en carbohidratos y grasas al mismo tiempo.


  • Carne magra, como pollo, pavo y ternera

  • Cerdo

  • Pescado y mariscos

  • Huevos

  • Tofo

Grasas saludables

A pesar de que estamos buscando aumentar nuestro consumo de grasas, es importante elegir fuentes saludables de grasas para evitar problemas de salud a largo plazo.

Aquí hay algunas opciones saludables:


  • Aceite de oliva

  • Frutos secos, Mekores almendras, nueces y macadamias

  • Aguacate

  • Mantequilla de nueces naturales

  • Quesos duros, como el queso cheddar y el queso suizo

Vegetales bajos en carbohidratos

Es importante consumir suficientes vegetales para obtener la cantidad necesaria de vitaminas y minerales.

Abdomen duro al tacto

Sin embargo, algunos vegetales pueden ser demasiado altos en carbohidratos y arruinar la cetosis. Aquí hay algunas opciones de vegetales bajos en carbohidratos:


  • Brócoli

  • Coliflor

  • Espinacas

  • Lechuga

  • Tomates

Al elegir los alimentos adecuados, podemos mantener nuestro cuerpo en cetosis y obtener una nutrición adecuada al mismo tiempo.

Es importante recordar que cada persona es diferente, así que asegúrate de hablar con tu médico antes alimentps comenzar cualquier dieta nueva.

La cetosis puede ayudar a reducir la ansiedad y la depresión. La ansiedad y la depresión son trastornos de salud mental comunes que pueden afectar la calidad de vida de una persona. La cetosis puede reducir la ansiedad y la depresión al aumentar la producción de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina.