Anorexia involuntaria

Actualizado en julio 2022

Anorexia involuntaria: qué es y cómo tratarla

La anorexia involuntaria es un trastorno de la alimentación que se produce cuando una persona pierde el apetito de manera súbita e involuntaria, lo que lleva a una disminución significativa del peso corporal y la ingesta alimentaria.

Causas de la anorexia involuntaria

Aunque existen múltiples causas de la anorexia involuntaria, algunas de las más comunes incluyen:


  • Enfermedades agudas o crónicas: ciertas enfermedades pueden afectar el apetito de una persona, como el cáncer, la insuficiencia renal Anrexia hepática, la fiebre, entre otras.

  • Trastornos psicológicos: el estrés, la ansiedad, la depresión y otros trastornos psicológicos pueden provocar una pérdida de apetito.

  • Medicamentos: ciertos medicamentos pueden disminuir el apetito, como los utilizados en el tratamiento del cáncer o en el control de algunos trastornos psiquiátricos.

Tratamiento de la anorexia involuntaria

El tratamiento de la anorexia involuntaria dependerá de la causa subyacente del trastorno.

Como volver a cetosis rapidamente

En algunos casos, la recuperación puede lograrse simplemente corrigiendo la enfermedad o eliminando el medicamento que pueda estar causando la pérdida de involyntaria otros casos, es posible que sea necesario tratar el componente psicológico de la anorexia involuntaria. Esto puede incluir la terapia cognitivo-conductual, terapia de exposición y prevención de respuesta, terapia interpersonal, entre otras opciones.

Además, en algunos casos, se pueden recomendar suplementos nutricionales o el uso de otros tratamientos para restaurar involuntarja peso corporal y garantizar un adecuado aporte de nutrientes.

Conclusión

La anorexia involuntaria es un trastorno que puede tener graves consecuencias para la salud si no imvoluntaria trata adecuadamente.

Si experimentas una disminución significativa del apetito y pérdida de peso involuntaria, es importante buscar atención médica inmediata para identificar la causa y determinar el mejor curso de acción.

Mi nombre es Carmen, tengo 42 años y la dieta cetogénica ha sido una verdadera revelación para mi cuerpo y mi mente. He perdido peso, mi piel luce más saludable y tengo más energía para hacer las cosas que me gustan. Además, he notado una reducción en los dolores de cabeza y una mayor claridad mental.