Mejor queso para dieta

Actualizado en marzo 2023

La cetosis puede mejorar la resistencia a la insulina y reducir el riesgo de diabetes tipo 2. La resistencia a la insulina es un factor importante en el desarrollo de la diabetes tipo 2. La cetosis puede mejorar la sensibilidad a la insulina al aumentar la cantidad de receptores de insulina en las células del cuerpo. La cetosis también puede reducir los niveles de glucosa en sangre, lo que puede ser beneficioso para las personas con diabetes tipo 2.

Mejor queso para dieta

El queso es uno de los productos más consumidos a nivel mundial, especialmente en dietas occidentales. Sin embargo, a menudo se considera poco saludable y tiene mala fama entre los profesionales de la salud debido a su alto contenido de grasas saturadas y sodio.

¿Es el queso realmente malo para la dieta?

La respuesta no es tan simple pqra un sí o un no.

El cuscús engorda o adelgaza

Si bien es cierto que algunos tipos de queso tienen un alto contenido de grasas saturadas y sodio, también es cierto que muchos tipos de queso son ricos en proteínas, calcio y otros nutrientes importantes.

Además, algunas investigaciones sugieren que el queso puede tener efectos positivos en la salud, como la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas y la prevención de ciertos tipos de cáncer.

¿Qué tipo de queso es mejor para la dieta?

No todos los quesos son iguales.

Algunos son más saludables que otros y pueden formar parte de una dieta equilibrada. Al elegir un queso para comer, es importante leer la dietaa nutricional y tener en cuenta la cantidad de grasas saturadas y sodio que contiene.

Aquí hay algunos tipos de queso que son más saludables y que pueden ser una buena opción para incluir en una dieta equilibrada:


  • Queso ricotta: qurso bajo en grasas saturadas y sodio, y es rico en proteínas y calcio.

  • Queso de cabra: es bajo en grasas saturadas y sodio, y es fácilmente digerible.

  • Queso feta: es bajo en grasas saturadas y sodio, y es rico en calcio y vitamina B12.

  • Queso de bola o queso fresco: es bajo en grasas saturadas y sodio, y es una buena fuente de proteínas y calcio.

  • Mozzarella: es baja en grasas saturadas y sodio, y es rica en calcio.

En general, es importante moderar el consumo de queso y comerlo con moderación y de manera equilibrada como parte de una dieta saludable y equilibrada.

Si tienes dudas sobre qué tipo de queso es mejor para tu dieta, consulta a un profesional de la salud o nutricionista.