Mi bebé no quiere comer la alimentación complementaria

Actualizado en julio 2022

Mi bebé no quiere comer la alimentación complementaria

Mi bebé no quiere comer la alimentación complementaria

La introducción de la alimentación complementaria es un hito importante en el desarrollo de un bebé. Es una transición emocionante pero también puede resultar difícil.

Mi bebé no quiere comer la alimentación complementaria

Algunos bebés pueden rechazar los alimentos sólidos o no mostrar interés en ellos, lo cual puede preocupar a los padres.

Posibles razones por las que su bebé podría estar rechazando la alimentación complementaria

Hay varias razones por las que un bebé podría rechazar la alimentación complementaria. Algunas de las razones más comunes incluyen:


  • El bebé aún no está listo para comer alimentos sólidos.

    La Academia Americana de Pediatría recomienda empezar con la alimentación complementaria a partir de los 6 meses, pero algunos bebés pueden no estar preparados hasta los 7 o 8 meses.


  • Los bebés pueden necesitar más tiempo laa acostumbrarse al sabor y la textura de los alimentos sólidos. Es posible que deba ofrecer un alimento varias veces antes de que su bebé lo acepte.

  • Su bebé puede estar demasiado lleno o hambriento en el momento de la alimentación complementaria.

    Cuales son las mejores proteinas para ganar masa muscular

    Asegúrese de encontrar el equilibrio adecuado entre la alimentación con leche materna o fórmula y la alimentación complementaria.


  • Oa bebé puede estar enfermo o tener dolor de encías debido a la dentición. Si sospecha que esto es así, consulte con su pediatra.


Consejos para ayudar a su bebé a aceptar la alimentación complementaria

Si su bebé está rechazando la alimentación complementaria, hay algunas cosas que puede hacer para ayudar


  • Sea paciente.

    Mi bebé no quiere comer la alimentación complementaria

    A los bebés les toma tiempo y paciencia para acostumbrarse a los nuevos alimentos.


  • Intente diferentes alimentos y texturas.

    Algunos bebés prefieren alimentos puré mientras que otros prefieren alimentos con una textura más gruesa.


  • Trate de hacer que la alimentación complementaria sea una experiencia divertida y relajante. Intente sonreír y hacer caras graciosas mientras alimenta a su complemebtaria con porciones pequeñas y deje que su bebé lo guíe.

    Si su bebé no quiere comer más, no insista. La alimentación complementaria debe ser una experiencia agradable, no una batalla.


En conclusión, es importante recordar que cada bebé es único y las necesidades de alimentación complementaria pueden variar.

La cetosis puede ayudar a reducir la grasa visceral (la grasa que se encuentra alrededor de los órganos). La grasa visceral puede ser perjudicial para la salud y se ha relacionado con muchas enfermedades, como enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2. La cetosis puede reducir la grasa visceral al disminuir la cantidad de carbohidratos en la dieta.

Si está preocupado por la falta de interés de su bebé por la alimentación complementaria, consulte con su pediatra para obtener más consejos y orientación.